La compraventa de un inmueble es una de las operaciones más complicadas a las que cualquier persona se puede enfrentar. Por ello es importante vigilar cada aspecto de la misma y por supuesto, sin dejar de tener en cuenta los impuestos que hay que pagar por una compraventa.
 

El IVA o el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

En primer lugar hemos de aclarar que la adquisición de una vivienda puede estar en principio gravada por el IVA y por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, conocido como TPO.

Si se trata de la primera vez que se entrega la vivienda, es decir, una vez terminada su construcción, habrá que pagar un IVA del 10% por dicha operación, ya que al tratarse de una vivienda, tiene un tipo reducido.

Si por el contrario, se tratara de una segunda venta (o sucesivas) nos situaremos en el ámbito del TPO y será este el Impuesto que hay que pagar, y que habrá que ingresar en la Comunidad Autónoma donde radique el inmueble.

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

Dicho lo anterior hemos de indicar que como norma general, en las compraventas de inmuebles producidas en Andalucía, habrá que abonar el 8% del importe de la compraventa.

Así, si se compra una vivienda por importe de 180.000 €, el importe a ingresar será de 14.400 € en concepto de impuestos.

Ese 8% se puede ver incrementado en función del valor de compra venta de la vivienda, resultando un importe a pagar superior y que reflejamos en la siguiente tabla

.

Es importante conocer cada situación para comprobar si existen beneficios fiscales.

 

Los tipos reducidos

Si ya hablamos en su momento de las reducciones en las donaciones, también existen algunos tipos inferiores al 8% y que será la cuantía que hay que ingresar cuando se produzcan determinadas circunstancias.

Es importante conocer las mismas ya que pueden suponer que si alguna persona se puede beneficiar de ellas, un importante ahorro fiscal.

A) Se aplicará un tipo de 7% cuando el inmueble adquirido se destine a la vivienda habitual y su valor no supere los 130.000 €

B)Se aplicará un tipo del 3,5 % cuando se adquiera un inmueble por u menor de 35 años para su vivienda habitual y el valor del inmueble no supere los 130.000 €

C)También se aplicará el 3,5 % cuando el valor de la vivienda no supere los 180.000 € y el comprador tenga reconocido un grado de discapacidad de al menos el 33%.

D)El tipo aplicable será igualmente del 3,5%, en los casos en que el valor sea como máximo de 180.000 € y el comprador tenga la condición de miembro de familia numerosa.

Retomando el ejemplo anterior, si el comprador fuera miembro de una familia numerosa, el importe a pagar por la compra de una vivienda con un valor de 180.000 €, sería de 6.300 €, por lo que se produciría un ahorro de hasta 8.100 €

Y tú ¿tienes derecho a alguna reducción?

Si vas a efectuar una compraventa de una vivienda, quizás te interese recibir un asesoramiento previo a la operación, al fin y al cabo es una de las operaciones más importantes de la vida, y seguramente resulte útil contactar con nosotros.

Estaremos encantados de ayudarte.

 

¿Necesita ayuda con sus impuestos? 

×

Powered by WhatsApp Chat

×