A menudo, es frecuente que los padres deseen ayudar a sus hijos en sus inicios, normalmente mediante la donación de dinero para que puedan comenzar una vida por su cuenta y de manera independiente.

Dentro de lo anterior, es muy frecuente que dicha donación de efectivo se destine a la adquisición de la vivienda habitual de los hijos, para por ejemplo, poder afrontar la entrada de la compra de la misma.

Pero ¿qué implicaciones fiscales lleva dicha donación?

La donación de efectivo, como todas, está sujeta a la modalidad inter vivos  del Impuesto sobre sucesiones y donaciones, y por tanto deberá tributar por dicho Impuesto.

Sin embargo en Andalucía, se establece una reducción del 99% de la donación de efectivo siempre y cuando dicho dinero se destine a la adquisición de la vivienda habitual, con ciertos límites:

  1. 120.000 € si quien recibe la cantidad es menor de 35 años y
  2. 180.000 € si quien recibe la donación tiene un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

Además y como última novedad, se establece además de la anterior reducción sobre la base imponible una bonificación en la cuota del 99% siempre y cuando, quienes reciban la donación sean familiares incluidos en los Grupos I y II, es decir los descendientes, distinguiendo si son mayores o no a 21 años. ¿Tienes pensado realizar una donación? ¿Vas a recibir una donación para la adquisición de tu vivienda? Recibe asesoramiento antes de acometer cualquier tipo de operación para prevenir futuros riesgos, pudiendo contactar con nosotros sin compromiso

Envía tu consulta

¿Vas a recibir una donación? Conoce todas las posibles consecuencias. 

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escorts
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
×