Obtener una indemnización por accidente de coche en Sevilla es el resultado que cualquier persona que sufre un accidente de este tipo espera obtener, a fin de, en primer lugar, que le reparen los posibles daños sufridos en su vehículo y al mismo tiempo, le reparen los posibles daños personales que haya podido sufrid como consecuencia del mismo.

Son muchas las personas que acuden a nuestro despacho con ejemplos de indemnizaciones por accidente de tráfico, si bien lo que es necesario es atender a cada caso concreto, ya que del resultado del accidente en sí, se pueden derivar una serie de consecuencias distintas.

Comunicación del siniestro a la compañía

Es fundamental tener claro que para obtener una indemnización por accidente de coche en Sevilla, lo fundamental es dar el parte del siniestro a nuestra compañía, ya que en su condición de aseguradora, es una parte implicada y es la encargada de iniciar el expediente e incluso ponerse en contacto con la compañía contraria.

A la misma le podremos comunicar la decisión de optar por un abogado de confianza, ya que estará obligada a abonar los honorarios del abogado, por lo que con independencia de que un particular pueda calcular la indemnización por accidente de tráfico gratis, un abogado podrá asesorarnos durante todo el trámite sin que ello suponga un desembolso adicional para el lesionado.

Sobre el cálculo de las lesiones

Es fundamental tener un concepto claro, y es que las compañías aseguradoras no indemnizarán por un importe mayor al de las lesiones realmente sufridas. Por tanto, si tras los diagnósticos médicos oportunos, se determina que se ha sufrido lo que comúnmente se llama latigazo cervical, se nos abonara una indemnización por accidente de tráfico con latigazo cervical.

Para ello es importante conocer que anualmente, el Gobierno publica una tabla que sirve de referencia para el cálculo de las indemnizaciones que corresponda, por lo que por ejemplo, si el accidente en cuestión se produce en el año 2018, habrá que acudir a la tabla de indemnización por accidente de tráfico de 2018.  Si por el contrario el accidente ocurrió en 2016, con independencia de cuando se curen las lesiones, habrá que valorar la indemnización conforme a la tabla de indemnización por accidente de tráfico en 2016.

Los conceptos indemnizables

La indemnización que se abone por las lesiones sufridas, vendrá a reparar los días en los que el lesionado haya estado impedido para sus ocupaciones habituales, que normalmente se corresponden a los días en los que una persona haya estado de baja.

Además de ello, serán indemnizables aquellos periodos en los que sin ser días impeditivos, impidan una plenitud física al lesionado por requerir de sesiones de rehabilitación o de esfuerzos moderados.

Por último, serán indemnizables las posibles secuelas que hayan podido sufrir los lesionados que se valorarán en todo caso conforme a las previsiones contenidas en las tablas.

Sea como fuere, desde Ligur Abogados recomendados que desde el primer momento, se encomiende el asunto a manos expertas, a fin de obtener la máxima indemnización posible, y con la tranquilidad de que la compañía aseguradora, será la encargada de abonar los honorarios de los abogados.