Contencioso vs. mutuo acuerdo

Establecido como una de las causas de disolución del matrimonio, a tenor de lo establecido en el Código Civil, la Ley de Enjuiciamiento Civil, regula dos tipos de procedimiento para el divorcio: 1) aquel en el que los cónyuges no llegan a un acuerdo sobre los efectos que el divorcio produce, es decir, el supuesto contencioso; y 2) el divorcio en el que los cónyuges regulan por sí mismos los efectos que han de derivar de la disolución del matrimonio, siendo éste el supuesto de mutuo acuerdo. Dentro de este último, existe una variante, que el divorcio iniciado por una de las partes con el consentimiento del otro cónyuge, si bien procesalmente no varía con respecto al mutuo acuerdo.

Así, tras el trámite de demanda y de contestación a la misma, se deberá celebrar un juicio en el que las partes deberán acudir con los medios de prueba que estimen necesarios para hacer valer sus pretensiones, tales como las pensiones alimenticias o compensatorias, guarda y custodia o uso de la vivienda familiar.

Por el contrario, en el procedimiento de mutuo acuerdo, regulado en el artículo 777 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil, todos estos extremos han sido definidos por los cónyuges, que junto con la demanda de divorcio, que será única y no necesitará de contestación, se acompañará el Convenio Regulador de los efectos del divorcio, el cual, firmado por las partes, sólo necesitará ser ratificado por ambos en sede judicial, en una comparecencia ante el funcionario encargado del asunto, y tras la cual, se procederá al dictado de Sentencia, que contendrá los términos pactados por las partes.

Las ventajas del Divorcio de Mutuo acuerdo

Evidentemente, el divorcio de mutuo acuerdo, es un procedimiento mucho más rápido y ventajoso para las partes, ya que en unas semanas, pueden tener una resolución definitiva por parte del Juzgado, que satisfaga las pretensiones pactadas por ambos, al contrario que el supuesto contencioso, en el que el procedimiento se puede alargar hasta la celebración de la vista, que en ocasiones puede extenderse en el tiempo según la carga de trabajo del Juzgado, de ahí que en el día a día al divorcio de mutuo acuerdo se le haya denominado como “divorcio exprés”, siendo necesario indicar que este divorcio requerirá el previo acuerdo entre las partes.

Igualmente, el procedimiento de mutuo acuerdo será mucho más ventajoso para las partes desde el punto de vista económico, ya que podrán acudir al Tribunal representados por el mismo Procurador y asistidos de un mismo Letrado, hecho que no se podrá dar en el supuesto contencioso, en el que cada una de las partes deberá acudir asistido de sus propios profesionales.

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escorts
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
×