Uno de los episodios que con más frecuencia se suelen dar en nuestro despacho es la de aquellas personas que desean iniciar una reclamación accidentes de tráfico en Sevilla, ante el complicado episodio de haber sufrido este tipo de siniestros y verse obligado a realizar los trámites necesarios para obtener una indemnización.    

A nuestro despacho llegan muchas personas que, por internet, se han descargado un modelo de reclamación extrajudicial por accidente de tráfico, e incluso con un modelo de demanda civil por accidente de tráfico, pero es realmente necesario conocer los pasos a dar y no cometer ninguno de ellos de manera apresurada, para de esta manera, garantizar el éxito de la reclamación.

Recomendaciones ante un accidente de tráfico

  • Recopilar toda la documentación posible: Es frecuente que tras un accidente de tráfico, la persona que lo sufra tenga cierto desconcierto o nerviosismo ante la situación, pero se hace verdaderamente importante obtener copia de la declaración amistosa de accidente, de los posibles partes de urgencia, de los atestados o de los informes de baja de los médicos que examinen al lesionado.
  • Preguntar sobre el mismo a expertos en reclamación accidentes de tráfico en Sevilla: Tras obtener toda la documentación, podemos comunicar el siniestro a nuestra compañía, sin embargo, entendemos que es oportuno realizar una consulta a un abogado experto en la materia, ya que podrá dar una orientación inicial sobre el procedimiento. Es importante recordar que las compañías incluyen la cobertura de los gastos de defensa jurídica, es decir, que normalmente, pagan una cantidad al asegurado para que pueda nombrar un abogado de su confianza.

En especial, será necesario informarse sobre el plazo de reclamación de daños por accidente de tráfico.

  • Evaluar los daños sufridos e iniciar las curas oportunas: Nos podremos encontrar con que en el accidente se produzcan daños materiales, es decir, los del vehículo y demás, que darán lugar a una reclamación por daños materiales por accidente de tráfico y los daños personales sufridos por la propia persona accidentada, que darán lugar a una rehabilitación sobre las lesiones padecidas de cara a su posterior valoración y reclamación a la compañía contraria.

  • Reclamación ante la compañía contraria: Con carácter general, si la culpa del siniestro está clara, las compañías no suelen discutir sobre quién debe abonar los daños materiales, pero en cuanto a los personales hay que realizar una valoración correcta sin dejarnos llevar por algún modelo de reclamación ante aseguradora por lesiones personales.

Por todo lo anterior, recomendamos que ante un desgraciado accidente como los anteriores, es necesario pensar durante un momento las mejores opciones y contactar con los servicios de abogados especialistas en accidentes de tráfico, teniendo en cuenta además que los honorarios del mismo serán abonados por la compañía aseguradora, por lo que os invitamos a que os pongáis en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso.